Salvando el agua y el maíz mexicano

flormaiz.jpg

Esta semana entrevisté a la Doctora Gladys Cassab, ella trabaja en el Instituto de Biotecnología de la UNAM y se ha dedicado por muchos años a estudiar el hidrotropismo. Ya se que probablemente te estás imaginando que es algo súper científicamente aburrido pero la verdad es que lo que la Dra. Cassab estudia es todo lo contrario. Ella junto con su laboratorio se ha enfocado a encontrar la manera en la que las plantas encuentran el agua. Es por esto que su trabajo es muy importante para mucha gente, en especial para los campesinos ya que últimamente se ha dedicado a encontrar el maíz que menos necesite agua para así reducir los costos de la gente que se dedica al campo y para ayudar a nuestro planeta.

México y su gente vive del maíz por muchas razones pero la principal es que si por alguna razón se dejara de cultivar maíz en nuestro país mucha gente se moriría de hambre y la economía de todos se vería afectada, es por esto que su equipo de trabajo se ha encargado a ayudar con sus conocimientos científicos a los campesinos encontrando la semilla de maíz más resistente a la sequía.

Este proyecto no busca fines de lucro ya que las semillas son regaladas a los campesinos y ellos son libres de cruzarlas y reutilizarlas las veces que quieran, esto es lo que hace a este proyecto sustentable.

Esto fue lo que me platicó en las palabras más simples y cristianas de lo que se trata su trabajo:

Efectos del calentamiento global, tal y como carencias de los principales cultivos agrícolas y sequías extremas, serán una realidad para el 2030. De ahí que, nuestro laboratorio pretenda mejorar la capacidad de las plantas cultivables (maíz y frijol) de localizar y crecer hacia el agua.

La mayoría de las plantas están literalmente ancladas al suelo mediante sus raíces y al no contar con sistemas tan elaborados de comunicación intercelular similares a las redes neuronales de animales, dependen de sistemas de transducción de señales que funcionan predominantemente a nivel celular. Estos permiten que la planta responda a diferentes señales ambientales rápidamente. En el suelo, por ejemplo, las raíces deben de encontrar agua y nutrientes para poder sobrevivir; también, requieren esquivar obstáculos y percibir luz y gravedad. Para ello cuentan con la cofia, la parte más terminal de la raíz, que funciona como un cerebro muy primitivo, ya que sus células perceptoras presentan una gran sensibilidad a diversos estímulos externos, los transmiten a la raíz y tienen el poder de dirigir su crecimiento hacia o en contra del estímulo. Nuestro objetivo principal es el discernir los genes que participan en el hidrotropismo, el cual es el movimiento dirigido de la raíz hacia gradientes de humedad en la planta cultivable de mayor importancia en nuestro país como es el maíz (Zea mays L.). La respuesta hidrotrópica de las raíces no solo facilita la obtención de agua sino es un mecanismo adaptativo que evita el estrés hídrico en plantas.

DSC09281

DSC09288

En 285 híbridos de maíz tropical denominados “Drought Tolerant Maize for Africa” (DTMA) desarrollados en el Centro Internacional de Maíz y Trigo (CIMMYT) hemos estudiado la respuesta hidrotrópica de su raíz. Estos híbridos como su nombre lo indica fueron desarrollados para tolerar alta temperatura y fuertes sequías en la parte Noreste de África donde se han presentado grandes pérdidas de cosechas de maíz y por consiguiente se produjeron hambrunas terribles. La respuesta hidrotrópica en estos híbridos es muy variada, pues un gran porcentaje de éstos no presentan una respuesta hidrotrópica o es muy débil con curvaturas menores a 40 grados. En cambio hay otro porcentaje de híbridos que muestran una respuesta hidrotrópica robusta o fuerte con curvaturas mayores a los 40 grados alcanzado algunos a los 90 grados. Una vez que clasificamos la respuesta hidrotrópica de estos híbridos en robusta y débil, escogimos a tres híbridos con respuesta hidrotrópica débil y a tres híbridos con respuesta robusta para probar su respuesta a la sequía en experimentos de campo realizados en la época de secas (inviernos) en el campo experimental del CIMMYT en Tlaltizapán, Morelos.

En los experimentos de campo utilizamos tres tipos de irrigación por goteo, sequía (que significa que las plantas se dejaron de irrigara los 55 días de edad), irrigación lateral, esto es, que solo se utiliza una manguera colocada a un lado de las plantas y en el otro lado se encuentra la cama con las plantas sometidas a sequía, de tal modo que un lado permanece húmedo y el otro totalmente seco. Y por último la irrigación óptima o control donde se colocan una manguera a cada lado de las plantas.

maize-drought12

Esto con el fin de examinar la hipótesis en pruebas de campo de que si los híbridos con respuesta hidrotrópica robusta muestran una mejor producción de grano en condiciones de riego lateral y sequía extrema en comparación con aquéllos híbridos con respuesta hidrotrópica débil. Fascinantemente, los híbridos con respuesta hidrotrópica robusta presentaron raíces con mayor biomasa y fueron las plantas que produjeron mayor producción de grano (toneladas por hectárea) tanto en condiciones de sequía con en condiciones de riego parcial. En cambio los híbridos con respuesta hidrotrópica débil presentaron raíces con poca biomasa y su producción de grano fue muy pobre en condiciones de sequía. Sin embargo, estos híbridos con respuesta débil tuvieron una producción de grano promedio en condiciones de riego parcial. Esto resulta muy interesante ya que las plantas que recibieron riego parcial tuvieron buena producción de grano independientemente de su respuesta hidrotrópica. Esto nos dice que hay muchos factores que influyen a la resistencia a la sequía, y que el riego parcial, que induce un estrés hídrico suave, parece fortalecer el manejo de agua de las plantas para mejorar su producción de grano.

Nuestros datos en general nos han servido para promover estrategias de investigación y desarrollo para implementar programas de agricultura sustentable en nuestro país. Actualmente, estamos en proceso de identificar por el método de “genome wide association analysis” (GWAS) a los genes que están asociados con la respuesta hidrotrópica. Por lo tanto, el estudio del hidrotropismo para la selección de híbridos de maíz con alto índice de productividad y resistencia a sequía parece ser hoy en día muy prometedor.

 

 

 

 

Advertisements

Adopta una planta

IMG_1796IMG_1848

¿Qué es el Centro de Adopción de Plantas Mexicanas en Peligro de Extinción? 

El Centro de Adopción de Plantas en Peligro de Extinción es un proyecto único en el mundo, en este proyecto se ofrecen plantas en adopción que se encuentra en riesgo de desaparición propagadas en el Jardín Botánico de la UNAM. Lo importante de este proyecto es que se cambia el concepto de compra por el de adopción, transformando el consumismo al compromiso dándole así a cada planta su valor como un organismo vivo. Con ello se construye una red ciudadana para para la conservación vegetal.

En el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM (IBUNAM) se cultivan y propagan por métodos convencionales y por clonación mediante cultivo de tejidos más de 200 especies de plantas en peligro de extinción.

Aprovechando esta experiencia, el Jardín Botánico y la Asociación de Amigos del Jardín Botánico del IBUNAM han creado un proyecto que involucra a la sociedad civil en los esfuerzos para conservar la diversidad vegetal de México.

IMG_1833

¿Qué es la adopción de plantas? ¡Tu participación es importante! 

Es una elección y un compromiso personal para cuidar y proteger ejemplares de plantas que se encuentran en peligro de extinción, las cuales han sido propagadas de forma legal por el Jardín Botánico de la UNAM como ya he mencionado antes.

Cuando adoptas te conviertes en un actor para la conservación biológica y un custodio de una pequeña porción de la biodiversidad vegetal de México.  Si hubiera un evento catastrófico en algún lugar de nuestro país y una de las especies o varias de ellas desaparecieran, tú como padre adoptivo podrías donar semillas, hijuelos o alguna otra parte de la planta útil para su propagación y así evitar su extinción.

¿Cómo puedo adoptar?

  1. Acude al centro de adopción del Jardín Botánico de la UNAM. Este centro se encuentra ubicado en la tienda Tigridia, ubicada aproximadamente a 100 m de la caseta de entrada al Jardín Botánico ubicado en  el Tercer Circuito Exterior, S/n, Coyoacan, Cd. Universitaria, 04510 Ciudad de México, D.F.

IMG_1861

IMG_1840

2. Selecciona las plantas que quieres adoptar. Existen dos tipos de plantas en adopción las que tienen etiqueta verde son las plantas que fueron propagadas con métodos convencionales (hijuelos y semillas), mientras que las plantas con etiqueta azul son propagadas por cultivos de tejidos (plantas clonadas).

IMG_1823

IMG_1824

IMG_1833

3. Llena un formato por cada ejemplar que hayas escogido. 

IMG_1836

IMG_1837

4. Lleva las plantas y los formatos al mostrador y cubre la cuota de recuperación para cada planta. Al cubrir la cuota de recuperación contribuyes al mantenimiento y a que otras personas puedan adoptar. La cuota de recuperación es de aproximadamente 20 a 100 pesos mexicanos dependiendo la planta de tu elección.

IMG_1851

IMG_1859

5. Una vez cubierta la cuota de recuperación se entregará se entregará el certificado de adopción y el instructivo de cuidado. 

IMG_1856

IMG_1857

6. La información que proporcionaste en las hojas de registro se integra a una base de datos (totalmente confidencial). Esto nos permite hacer un seguimiento de las especies adoptadas y así se podrán mantener en contacto ambos partidos involucrados ya sea para resolver dudas, asesorarte e invitarte a actividades de padres adoptivos.

IMG_1849

¿Qué plantas puedo adoptar? 

Puedes elegir entre 60 especies que se encuentran en algún nivel de riesgo (extintas en el medio natural, amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial) de acuerdo a la norma oficial mexicana 059.

Encontrarás: 

  • Cactáceas: órganos, garambullos, biznagas, chilitos, asientos de suegra, entre otros.
  • Crasuláceas: conchitas, siemprevivas, colas de borrego y más.
  • Orquídeas: vainilla, limoncillo, toritos, barquerias.

¿Las plantas necesitan protección? 

Debido al deterioro ambiental provocado por múltiples factores, incluyendo la actividad humana, muchas plantas se encuentran en riesgo de desaparecer. Ante esta situación el Gobierno Federal ha creado Normas Oficiales para proteger estas especies.

IMG_1816

Categorías de riesgo: 

  • Probablemente extinta en el medio silvestre (E): especies nativas de México que ya no se encuentran en su hábitat natural y que solo es posible encontrarlas en jardines botánicos, bajo cultivo, etc.
  • En peligro de extinción (P): especies cuyas áreas de distribución o el tamaño de sus poblaciones ha disminuido drásticamente poniendo en riesgo su sobrevivencia como resultado de la destrucción de su hábitat, el aprovechamiento no sustentable y enfermedades.
  • Amenazada (A): especies que se encuentran en peligro de desaparecer a corto o a mediano plazo, si siguen operando los factores que afectan su supervivencia sino se toman las medidas de protección necesarias.
  • Sujeta a protección especial (Pr): especies que a largo plazo sus poblaciones y áreas de distribución podrían verse afectadas si no se propicia su conservación y recuperación.

¿A qué me comprometo al adoptar? ¡Cuándo heredas una planta adoptada, heredas vida! 

Cuando te conviertes en un padre adoptivo te comprometes a:

  • Cuidar la planta.
  • Informar la Jardín Botánico sobre su estado.
  • Mantenerla bajo custodia y no introducirla al medio silvestre.
  • Si es el caso heredarla a tus familiares cercanos, como uno de tus bienes más valiosos.

Redes Sociales:

Facebook: Adopta Planta

Twitter: @adoptaplanta

IMG_1824

KURU (ESMALTES ECOAMIGABLES)

 

¿Quién dice que la ecología tiene que estar peleado con verse bonita? Mmm…. Creo que nadie, pero yo casi siempre cuando pienso en ecología me pasan imágenes de hippies desarreglados por la mente (Lo siento, recuerden que soy nueva en esto de la ecología).

En lo particular no soy de las mujeres que se pintan las uñas, pero conozco a muchas mujeres que si, y no sólo eso sino que son mujeres que están preocupadas por el medio ambiente y a veces se encuentran en esa encrucijada de utilizar pintura de uñas o no.

No se, si ustedes sabían pero normalmente los barnices de uñas son una composición refinada de la pintura de automóviles, ósea compuestos de sustancias súper químicas, y que uno de los componentes principales, es el ftalato de dibutlio, que es un químico que puede llegar a producir problemas como el cáncer.

 

 

Pero no se asusten, no todo está perdido. Kuru, una empresa 100% mexicana, ha creado un esmalte ECO, con una fórmula alternativa, segura y respetuosa con el medio ambiente, los esmaltes de Kuru, están libres de las cuatro sustancias tóxicas dañinas que normalmente tienen los esmaltes; Tolueno, Formaldehido, Ftalatos y Alcanfor; no contienen gluten, y están libres de parabenos y plomo. Además de ser completamente artesanales.

También Kuru está interesado en promover y rescatar los colores y materiales utilizados por las culturas prehispánicas de nuestro país, incluso la misma palabra “Kuru” proviene de la cultura Wixa/ Huichol que significa “fortaleza”.

Si quieres saber más sobre estos esmaltes ecoamigables y cómo conseguirlos te dejamos aquí su página